Grupos de meditación
A través de la meditación, miramos hacia nuestro interior para observarnos tal y como somos. Esta observación prolongada nos permite aprender a distinguir (mediante un proceso que nos lleva a concederles cada vez menos importancia) los pensamientos e ideas que nos distraen, nos desgastan y provocan que entremos en un estado de parloteo mental incesante.

Su práctica consiste en sentarse con los ojos cerrados llevando la atención a la respiración, buscando el silencio como camino hacia la verdadera sabiduría y a una paz interior sostenible.